domingo, 1 de julio de 2007

Un sapo, un sapo solo...

Un sapo, un sapo solo después de la muerte de stanley hook. Juan Gelman llenó su poemario, Los poemas de Sidney West, de hermosos lamentos en los que el amor y la presencia, ineludible, de la muerte son dos constantes que se complementan y se oponen. ¿Qué fue del sapo después de que stanley hook naturalmente muriera? De eso habla el segundo, lamento del sapo por stanley hook, poema que escribí en diálogo con el de Gelman.


lamento por el sapo de stanley hook


stanley hook llegó a Melody Spring un jueves de noche con un sapo en la [mano
«oh sapo» le decía «sapito mío íntimo mortal y moral y coral
no preocupado por esta finitud
no sacudido por triste condición furiosa» le decía

«oh caballito cantor de la humedad oh pedazo esmeralda»
le decía stanley hook al sapo que llevaba en la mano
y todos comprendieron que él amaba al sapo que llevaba en la mano
más allá de accidentes geográficos sociológicos demográficos climáticos
más allá de cualquiera condición

«oye mío» decía «hay muerte y vida día y noche sombra y luz»
decía stanley hook «y sin embargo te amo sapo
como amaba a las rosas tempranas esa mujer de Lesbos
pero más y tu olor es más bello porque te puedo oler»

decía stanley hook y se tocaba la garganta
como raspándose el crepúsculo que entraba y avanzaba y le ponía el [pecho gris
gris la memoria feo el corazón
«oye sapo» decía mostrándole el suelo
«los parientes de abajo también están divididos ni siquiera se hablan»
decía stanley hook «qué bárbara tristeza» decía ante el asombro popular
los brillos del silencio popular
que se ponía como un sol

esa noche naturalmente stanley hook se murió
antes les dio terribles puñetazos a las paredes de su cuarto en [representación de
sí mismo
mientras el sapo sólo el sapo todo el sapo
seguía con el jueves

todo esto es verdad:
hay quien vive como si fuera inmortal
otros se cuidan como si valieran la pena
y el sapo de stanley hook se quedó solo.

_____________Juan Gelman (Argentina, 1930).
_____________Los poemas de Sidney West (Galerna, Buenos Aires, 1969).


lamento del sapo por stanley hook


juan gelman escribió un poema sobre el sapo de stanley hook,
un sapo íntimo mortal y moral y coral
stanley hook dejó solo a su sapo,
voló, se voló de melody spring
y, así, el sapo se quedó solo.
melody spring no lloró la muerte de stanley hook
el sapo sí, lloró y lloró
sobre la tierra, húmeda de llanto, de su mano
y recordó: «no hacía tanto stanley hook me amaba,
oh pedazo esmeralda, decía el lindo stanley».
melody spring, un jueves de noche y el hondo lamento
de un sapo caballito cantor de la humedad
que volvió a tener miedo a la lluvia

_______________Javier Gil Martín



2 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Javier:

No es la cantidad sino lo suficiente, la calidez de lo suficiente, la reverberación de lo que nos es originario tuyo y en si, ya escrito, nuestro, de los lectores, lo más valioso de este blog.

Cuidado, selecto, crítico. Asi percibo a bote pronto, tu huella en el virtual teatro de los campos electropoéticos de internet.

Ahora mismo referencio tu blog en el mío y con tu permiso (si me lo das) incluiré los poemas que leí en la contestación de tu amable correo.

Un abrazote,

Tu Viktor

sandra rubio dijo...

Yo que tambi�n fui sapo y como �l, volv� a temer la lluvia, puedo decirte que encontr� la calma en la rivera de tus versos; que me emocionan como la piedra, la flor, o el agua. Sigue escribiendo, Javier, yo me ofrezco a ser tu paraguas, en esta tempestad de palabras que nos abordan y nos desnudan.
Un Beso,
Sandra Rubio