viernes, 21 de septiembre de 2007

¿Que significa intersubjetivamente?

Un poema de Olvido García Valdés (Santianes de Pravia, Asturias, 1950).

[Sólo lo que hagas y digas…]

Sólo lo que hagas y digas
eres, incierto lo que piensas, invisible
lo que sientes dentro de ti.
¿Qué significa
dentro de ti? Nada eres si, como dicen,
no es intersubjetivamente comprobado
(al menos comprobable). Juan de la Cruz no es
más que unos poemas, Emily
Dickinson, Edgar Allan Poe, sólo palabras.
¿Qué significa
intersubjetivamente? ¿Cuántos sujetos
hacen falta? ¿Cuántos que digan
a la vez: Juan de la Cruz, Emily
Dickinson, Edgar Allan Poe son cimas
de la vida humana, cimas
de la miseria humana en este hermoso
mundo?

____________de Caza nocturna

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

'La poesía, ese cuerpo extraño' en cuyo calor secreto orea la palabra de Olvido nos recuerda y nos invita, nos sugiere y nos adentra hacia ese misterio y precisión (tan del gusto de Ana Pérez Cañamares) que inevitablemente refieren a la memoria, a la temporalidad, a la muerte.
De la coherencia y su (Im)posible textualidad (cuerpo y palabras) nos ha ido dejando un hermoso rastro diurnal esta poeta castellana.

Otro punto para tí, Javier.
A uno estás tan solo de llevarte un pin fosforescente del tintero mágico de Michaux ('Pais de la magia'). Déjote de muestra una suficiente gota de su brillor:




MI PORVENIR

Acabaré de una vez por alcanzar un país de sonrisas.

Una brisa formada de caricias ya me lleva hacia él.

Se me invita, está ahí, me aguardan, se sabe que llego.

Porvenir, puesto que debes, puesto que vas a invadirme,

lleguemos a tiempo, escucha, más de prisa, acércate, atráeme,

porvenir, puesto que debes, puesto que vienes...

Henri Michaux

Viktor Gómez dijo...

Y fíjate, ahora se le reconoce su valía y aportación a las poéticas del presente con un Premio Nacional por un libro que si quizá no es el mejor si es significativo de su obsesión por la autenticidad en la búsqueda, su conmoción ante el extraño cuerpo que es el mundo y su sensible inquietud ante la enfermedad, sufrimiento y muerte del ser, de los seres que habitan ese cuerpo fragmentario que compartimos.

Buen miércoles, Javier.

Tu Viktor

sandra rubio dijo...

Javier, vuelve a publicar. Se te echa de menos...